Proyecto “Enredarte. Una historia de redes”

ENREDARTECon rostro sonriente y una mirada noble a la vez que tímida, Ainhoa Gilarraz Ibáñez, investigadora postdoctoral de la Universidad Sorbonne Nouvelle-Paris 3, describe su proyecto becado, que se titula “La construcción de la malla estatal: redes e imaginarios entre Francia y España (1833-1931)”, así como su compromiso con la divulgación científica en Historia. Periodista de formación y convicción, defendió recientemente y de forma excelente su Tesis Doctoral “Campo artístico y Estado liberal (1933-1875): La institucionalización de las Bellas Artes en España“. Por ello, aproximar el modo en que los/as investigadores/as reconstruyen la Historia y facilitar el acceso a un público general, es uno de sus principales objetivos de su proyecto, entendiendo que éste puede ser un modo de valorar la “utilidad” de este área del saber experto en relación con las experiencias vitales y los modos de apropiación de la gente común.

¿Cómo nace “Enredarte. Una historia de redes”? ¿Cuáles son los objetivos del proyecto?

-Ainhoa: “Enredarte. Una historia de redes” nace paralelamente al proyecto de investigación que desarrollo dentro del CREC en la Sorbonne Nouvelle-Paris 3: “La construcción de la malla estatal: redes e imaginarios entre Francia y España (1833-1931)”. El objetivo es abrir una ventana a la divulgación y que el contenido que desarrollo dentro del proyecto de investigación sea accesible a un público mas amplio; tanto académicos que no estén en contacto con la historia de redes pero interesados en el tema, como para un público no académico pero atraído por este tipo de contenido.

Además, nace con la idea de ser un espacio en el que los investigadores se conozcan, es decir, una plataforma en la que presentar otras redes de investigación, otros proyectos…,  además de servir como espacio de enlace entre unos y otros en un intento de “sacar” a los investigadores de su esfera y de su red habitual, y para que se adentren a conocer otros escenarios en los que podrían colaborar.

Por último, el tercer objetivo es mostrar el trabajo de los investigadores en el día a día y mostrar la proyección de la investigación histórica en otros espacios más allá del académico. Por ello, en “Enredarte” también se publicarán análisis de películas, series de tv, cómics, videojuegos, exposiciones…, que sin salirse de la temática de la historia de redes expresen cómo se puede hacer historia y cómo se puede difundirla en otras esferas mas allá de la académica.

-Desde tu condición de comunicadora e investigadora, ¿observa déficits en la divulgación científica de la Historia?

-A: Creo que en los últimos años, los doctorandos son cada vez más conscientes de la necesidad de ser buenos divulgadores. Todavía nos queda un gran camino por recorrer y creo que hay otras áreas que nos llevan ventaja; cada día son más conocidos los divulgadores científicos en áreas como matemáticas, químicas, físicas o en música. Sin embargo, en el caso de la Historia apenas hay un nombre que podamos destacar. La situación sobre la divulgación en Historia quedó latente el año pasado en las jornadas “Trivulgando” que se celebraron en la Residencia de Estudiantes en Madrid (https://www.trivulgando.es/); de los 14 divulgadores participantes, sólo dos de ellos pertenecían al campo de las Humanidades.

-¿En qué medida el concepto de redes, ya sea como concepto metodológico o un enfoque transversal, puede contribuir a visibilizar la utilidad de la historia y, en particular, de la historia cultural de las manifestaciones artísticas?

-A: Creo que es necesario reivindicar este concepto y expresar el uso que le damos los investigadores actualmente: ¿qué investigador no está hoy en día dentro de una red? Ya sea de estudios hispánicos, culturares, utópicos… En un mundo globalizado como el actual debemos fomentar las redes porque eso se mostrará en unos estudios más profundos y ricos en relación a las fuentes y las perspectivas.

En el campo de la historia cultural lo veo esencial, por la propia naturaleza poliédrica de los estudios culturales. Y personalmente es algo que defendí durante mi doctorado. Mi tema de tesis se asociaba a la historia cultural de lo político y se desarrollaba a través del análisis de la cultura visual decimonónica. Vi necesario ponerme en contacto con expertos en historia del arte -alejados de mi campo de la historia política contemporánea- para comprender mejor mis fuentes y creo que eso me permitió realizar una investigación mucho mas exhaustiva.

Por otro lado, el estudio de las manifestaciones artísticas está lleno de circulaciones e influencias. Es necesario conocer a los artistas, sus contactos, sus espacios de sociabilidad, porque de ese modo podremos profundizar en la circulación de símbolos, representaciones, estilos y corrientes artísticas.

¿Qué tienen que hacer los/as investigadores/as que quieran participar en este proyecto?

-A: Todo/a investigador/a interesado/a en la historia de redes está invitado/a a colaborar en el proyecto. Pueden escribir al email enredarte2019@gmail.com y comentar su propuesta: pueden enviar convocatorias de congresos y de jornadas para que sean publicadas en el blog; bibliografía sobre el tema; o querer anunciar su proyecto a través de un vídeo de presentación…

El proyecto de investigación puede consultarse aquí: https://enredarte.hypotheses.org/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s