Bécquer, periodista del s. XIX

 becquer-periodistaMaría del Pilar Palomo continúa su tarea titánica de desmontar las leyendas en torno al poeta sevillano Bécquer. En esta ocasión, acompañada por Concepción Núñez Rey en la edición, presenta la obra Bécquer, periodista (Fundación Universitaria Española, 2016), nacida de la recopilación de distintos trabajos que historian la trayectoria periodística del sevillano en los diferentes periódicos en los que colaboró, como El Contemporáneo (Madrid, 1860).

Leonardo Romero Tobar se encarga de las “Cartas literarias a una mujer”; Jesús Rubio Jiménez, que fue autor junto a Pilar Palomo de la obra Bécquer. Rimas. Leyendas y relatos Orientales (Fundación José Manuel Lara, 2015), analiza “Desde mi celda: un singular reportaje periodístico”; Joan Estruch Tobilla historia sus artículos políticos; Montserrat Jiménez y Paloma Fanconi los artículos costumbristas sobre El Carnaval; y Marta Palenque, catedrática de la Universidad de Sevilla y autora de la obra La construcción del mito Bécquer. El poeta en su ciudad (Sevilla, 1871-1936), se centra en las “Crónicas de teatros. Teatro de San Fernando”, entre otros destacados investigadores.

Muchos de estos trabajos vieron la luz en el ciclo de conferencias -de título homónimo al libro y coordinado por Pilar Palomo- celebrado en abril de 2016 en el marco del Seminario de Investigación del Departamento de Filología española III de la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense de Madrid. Su principal objetivo era analizar la obra de Bécquer como periodista, sabiendo que “su internacional prestigio como poeta ha oscurecido y casi anulado durante dos siglos su también extraordinaria labor como periodista”, se explica en el folleto informativo del seminario. Siguiendo así la línea abierta por el exhaustivo estudio de Palomo y Rubio, donde se deconstruye las leyendas en torno a Bécquer y se da a conocer que:

“Hasta entonces [1870] era un buen escritor de periódicos, reconocido por la popularidad de sus leyendas aparecidas en la prensa diaria y por certeros artículos de costumbres. Sus poesías eran un secreto disperso y deslavazado, apenas un secreto que conocían sus amigos. Los mismos que se encargaron a su muerte de recopilar su obra y publicarla mediante una suscripción popular” (Eva Díaz Pérez, El Mundo, 19/03/2015)

Leer más: http://www.fuesp.com/fuesp_noticias.asp?codigo=86

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s